Tendinopatía Rotuliana: ¿Cómo recuperarse de esta lesión?

Tendinopatía Rotuliana: ¿Cómo recuperarse de esta lesión?

Después de vivir una tendinopatía rotuliana crónica, quiero compartir con ustedes un poco de como es el proceso de recuperación de esta lesión que puede volverse complicada.

¿Qué es un tendón y cuál es su función?

Antes de entrar en la readaptación hay que entender de qué consiste un tendón y que función tiene. Un tendón está compuesto de tejido conectivo fibroso denso compuesto principalmente de fibras colágenas. Las fibras primarias de colágeno, son las unidades básicas de un tendón. (Basso et al., 2001).  Es un tejido capaz de resistir altas fuerzas de tensión mientras transmite fuerzas al conjunto musculo esquelético. Además, el tendón es flexible para que pueda doblarse con él movimiento de las articulaciones, además de actuar como un tejido amortiguador para absorber el choque y limitar el daño potencial al músculo. El tendón también muestra un grado de extensibilidad. Si la tensión utilizada para estirar un tendón pudiera recuperarse, se lograría un efecto elástico beneficioso. Los músculos se alargan y acortan de manera cíclica. Durante el período de alargamiento, la energía elástica puede almacenarse y usarse como retroceso elástico.  (Kirkendall & Garrett, 1997).

¿Qué es y que hace que suceda una tendinopatía?

Una tendinopatía es cuando hay un daño en las fibras del tendón, donde empieza a producirse dolor y perdida de fuerza y función de diferentes acciones de una articulación. El origen de esta inflamación o degeneración del tendón es multifactorial. Desde un mal manejo de cargas, poco descanso, deficiencias biomecánicas, deficiencia neuromusculares, etc.  (Riley, 2008).

¿Cómo se debe de tratar una tendinopatía?

Este sigue siendo uno los temas a debatir, ya que hay muchos malentendidos en como se debe de recuperar un tendón. Cabe resaltar que el uso de inyecciones de cortisona no tiene ningún beneficio, al igual que utilizar antinflamatorios como ibuprofeno. El proceso de inflamación de un tendón es necesario para regenerar esas fibras tendinosas que han sido afectadas. (Riley, 2008). Hoy hay una intervención de la fisioterapia que ha tenido buenos resultados en varios casos, se trata de la electrolisis percutánea intratisular (EPI).  En pocas palabras es una corriente galvánica a través de una aguja de acupuntura que produce un proceso inflamatorio de carácter local permitiendo la fagocitosis y la reparación del tejido blando afectados (Valera-Garrido, 2010). Ahora, es importante decir que por si solo este tipo de intervención no es muy efectivo, ya que hay que recordar que el tendón está hecho para resistir cargas, y de la misma manera que se lesionó se recupera, a punta de carga.

¿Qué tipo de carga/entrenamiento es necesario para recuperar el tendón?

Es necesario cargar el tendón bajo el entrenamiento de fuerza, y el método que se utiliza es el que se conoce como “heavy slow training”, entrenamiento pesado y de con velocidades lentas (Wiesinger, 2019). Se habla mucho de el entrenamiento excéntrico, pero se queda corto ya que el tendón también debe de hacer la acción concéntrica de un movimiento. La carga debe ser manejada dependiendo de lo que pueda aguantar la persona, no se trata de producir dolor. Es normal que haya un poco de molestia, pero que no sea agravante. Este tipo de entrenamiento hará que haya una inflamación en ese tendón lesionado, que iniciara un proceso de regeneración del tejido dañado. Por eso, es importante no tomar antinflamatorios, frenaría y afectaría de manera negativa el trabajo de recuperación. Después, de entrenar es necesario el descanso. Se recomiendan entre 32 a 48 horas de descanso entre cada sesión de entrenamiento. Los estudios recomiendan 12 semanas de este tipo de entrenamiento para poder recuperar el tendón, sin embargo esto depende del caso, no siempre será así. (Wiesinger, 2019).

¿Cómo fue mi recuperación?

Ahora quiero hablar sobre mi recuperación y lo que se siente vivirla. Puedo sentarme a escribir sobre lo que dicen los estudios y poner todo tipo de referencias científicas, pero creo que es necesario también salirse un poco del laboratorio y comentar sobre un caso real y entender la importancia de la individualización de cada caso.

Yo empecé con una rotura del menisco en el cuerno anterior. De ahí tuve una operación que se complicó y además tuve una mala readaptación. En este momento seguía compitiendo en natación y triatlón, al mes de volver al deporte tuve que dejarlo por un dolor intenso que no me dejaba caminar, sentarme y ni siquiera dormir sin dolor. Lo que tenía era un tendinopatía muy crónica en ambos tendones rotulianos. Pase todo el 2017 buscando una manera de recuperarme de esta lesión. Muscularmente estaba atrofiado y biomecánicamente fatal. Para no hacer la historia muy larga, con un grupo de profesionales fui guiado durante un proceso que duro mas de un año. Mi meta era volver a correr, nadar, surfear, esquiar, ser una persona activa como siempre lo he sido. Entonces tuve que empezar desde cero. Y a raíz de esto aprendí que una tendinopatía es mas que agregar carga a una tendón. Es necesario entender la función del pie, la importancia de que el pie sea estable, fuerte, útil, y un protector de la rodilla. Esto me lleva a la cadera, ya que es importante tener buena movilidad y control articular y neuromuscular. Una cadera con deficiencias tarde o temprano puede llegar a afectar la rodilla. El aprender la importancia de esto hizo que el ¨heavy slow training¨ fuera efectivo, ya que le fortalecí mas que las estructuras cercanas a la rodillas.

Es necesario ver el cuerpo en conjunto y no de manera individualizada, es un gran error pensar que un problema en la rodilla sucede solo por algo cercano a la lesión. La mayoría del tiempo una lesión sucede por algo alejado a la articulación lesionada.

Hoy logro hacer las actividades que me gustan, y siempre estoy haciendo todo lo posible por cuidar mi cuerpo, en especial de haber pasado por lesiones tan complicadas. Aprendí a correr, a nadar mejor, (con todo y que competí por muchos años en alto rendimiento), aprendí a entrenar y a escuchar mi cuerpo.

Quiero por ultimo resaltar en este blog, la importancia de que el entrenamiento sea enfocado la locomoción del ser humano. Al final caminamos, corremos, saltamos, empujamos, rotamos, halamos, resistimos fuerzas, etc. Un readaptación de una lesión es más que recuperar un tejido, es enseñarle al cuerpo a trabajar en conjunto y armonía, esto hará que te recuperes y vivas una vida mas sana.

 

Basso, O., Johnson, D. P., & Amis, A. A. (2001). The anatomy of the patellar tendon. Knee surgery, sports traumatology, arthroscopy9(1), 2-5.

Kirkendall, D. T., & Garrett, W. E. (1997). Function and biomechanics of tendons. Scandinavian journal of medicine & science in sports7(2), 62-66.

Riley, G. (2008). Tendinopathy—from basic science to treatment. Nature clinical practice Rheumatology4(2), 82-89.

Valera-Garrido, F., Minaya-Muñoz, F., & Sánchez-Ibáñez, J. M. (2010). Efectividad de la electrólisis percutánea intratisular (EPI®) en las tendinopatías crónicas del tendón rotuliano. Trauma Fund MAPFRE21(4), 227-236.

Wiesinger, H. P., Kösters, A., Müller, E., Seynnes, O. R., Herfert, J., Hecht, S., & Rieder, F. (2019). Efficacy of heavy slow resistance training in management of patellar tendinopathy: A single blinded randomized controlled trial. In Congress of the European College of Sport Science (ECSS). Prague, Tschechien. Band 24.

No Comments

Post A Comment